CASCOS HOMOLOGADOS 

Si te decimos que un casco reduce la mortalidad hasta en un 80% no nos debes creer a nosotros, si no a la estadística de mortalidad en accidentes de moto, además el casco protege nuestro cerebro, ojos y mandíbula, 3 zonas de alto riesgo de impacto tras un accidente de circulación.

Pero, si te preguntas si vale cualquier casco, te tenemos que decir que no, todo casco tiene que estar homologado por la normativa ECE para Europa en cuanto a protección y seguridad. Esta vez no es un impuesto inventado para sacarnos el dinero, esta vez nos jugamos la vida de verdad.

La homologación ECE 22-05 – está desarrollada por la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, y se trata de la certificación más común a nivel internacional, siendo obligatoria en más de 50 países en todo el mundo.

Esta norma fue aprobada para todos los eventos que son de competencia de la AMA (Asociación Americana de motociclismo), WERA (Asociación Oeste-Este de Carreras en inglés), FIM (Federación Internacional Alemana), CCS, Formula USA o MotoGP.


Las pruebas de ECE

La aprobación especifica para obtener la homologación ECE de cualquier casco de moto se logra, sometiendo  un lote de 50 versiones de producción del casco a homologar de manera independiente, debiendo superar las siguientes pruebas en un laboratorio con testigos del fabricante. El casco es sometido a las siguientes pruebas:

- Absorción de impactos dejando caer el casco sobre un yunque plano, para comprobar como se disipa el potencial golpe en caso de accidente antes de llegar al cráneo. 

- Verificación de deslizamiento de la correa y hebilla para evitar que se suelte.

- Comprobación de tensión de 300 kg sobre la correa.

- Análisis de resistencia por abrasión

- Prueba en contra de la deformación de la carcasa con un peso de 70 kg aproximadamente.

- Ensayo de la dureza de la pantalla del casco.


Aquí tenéis un vídeo con las principales pruebas del casco


Por último en caso de compra, los lugares donde se fijan las etiquetas de homologación son, en la numeración cosida en la parte interna del acolchado, también viene en las etiquetas del casco o en la misma caja.

Y hasta aquí la importancia de llevar siempre cascos homologados, creemos haberos ayudado a convenceros de que por mucho que os guste un casco, actuéis con cabeza antes y no después de un potencial golpe.

Birras para tod@s!!


Te ha gustado? Compártelo:


¿Quieres acceder a nuestra tienda?


Deja un comentario